La naturaleza en el valle

Si el arte es amplio y variado en Valderredible, la naturaleza de esta zona nos obsequia también con majestuosos árboles aislados, bosques de la relevancia del monte Hijedo, picos desde los que se divisa una amplia panorámica del valle y senderos que discurren junto a las riberas de los ríos o por tranquilos parajes en los que es frecuente observar aves y fauna autóctona.

Entre los árboles singulares están el Roble “El Abuelo”, Roble “La Piruta”, Roble “El Rebollejo” de Salcedo; entre los ríos contamos con el Ebro, por excelecia, que nos impacta a lo largo de su recorrido con unas hoces y gargantas realmente impresionantes, y otros como el Cardales y el Mardancho que posibilita la existencia de cotos trucheros como los de Bárcena de Ebro o Riopanero o la cascada del Tobazo que merece, por sí sola, una visita a la zona en las épocas de lluvia o deshielo. La orografía de la zona es rica en Picos desde los que se divisa el paisaje del valle y entre los que destacan los del Castro y la Muñata.

Las formas llamativamente verticales de los elementos mencionados contrastan con la serenidad de las llanuras, llamadas aquí parameras o loras, donde la vista se expande hasta distancias muy considerables como ocurre en la paramera de Bricia y de la Lora.

Describimos algunos de los elementos naturales enumerados aunque nos reservamos la correspondiente a la surgencia del Tobazo por considerar que su imagen, en época de lluvias, dificilmente podríamos nosotros alcanzar a describirla con palabras. Se trata de una surgencia kárstica y cascada situada en las Hoces del Ebro, en las proximidades de Villaescusa de Ebro, desde donde se puede visitar por una senda que sigue la orilla derecha del río Ebro, ascendiendo después por la ladera. Está formada por concreciones de toba calcárea que le dan una aspecto espectacular. Es visible desde la propia carretera, pero merece la pena acercarse hasta ella, incluso dando un paseo desde nuestra posada

Río Ebro

Es el principal río de Cantabria, nace en Fontibre, emblemático paraje ya citado en época romana, si bien en realidad sus fuentes más distantes están en el Pico Tresmares, de donde vienen sus primeras aguas a través de su afluente el Híjar, con el que se une en Reinosa a escasos kilómetros de su nacimiento. Después su curso es interrumpido formándose el inmenso embalse del Ebro, para atravesar a continuación Valdearroyo y Valdeprado del Río, territorios muy poco poblados en los que la naturaleza cobra su máximo protagonismo. Su valle vuelve a hacerse más amplio al entrar en Valderredible, y dibuja amplios meandros orlados por una valiosa vegetación de ribera, se interna en unas angostas hoces que tienen su prolongación en la provincia de Burgos, saliendo ya del territorio cántabro. Desemboca en el Mediterráneo.

El Castro (pico)

Cumbre de 1.219 m. de altitud situada en las cercanías del puerto de Carrales. se puede ascender desde Renedo de Bricia.

La Muñata (pico)

Elevación de 1.181 m. de altitud, ubicada al borde del páramo de la Lora y que goza de magníficas vistas sobre Valderredible. Se puede ascender fácilmente desde Villota de Elines.

Roble “el Rebollejo” de Salcedo

Majestuoso árbol singular situado en Salcedo (Valderredible). Se encuentra aislado, junto a otro roble de menor tamaño, en las cercanías de la ermita de San Vitores. Destaca tanto por su grosor, de casi 7 m., como por su extendida copa.

Roble “el Abuelo”

Árbol singular ubicado en las proximidades de Bustillo del Monte.

Bosque del Monte Higedo

Magnífico bosque por su extensión y grado de conservación, compuesto de roble albar en su mayor parte, y ubicado en la cuenca del arroyo de Hijedo. Su acceso más habitual parte desde el pueblo de Riopanero (Valderredible), habiendo de realizarse a pie. Entre su vegetación habita una variada fauna.

Páramo de la Lora

Paramera situada en los límites con las provincias de Burgos y Palencia, delimitando claramente por el Sur el valle de Valderredible, sobre el que se levanta bruscamente unos 300 metros. No es propiamente un macizo, pero se trata de una de las unidades orográficas más singulares de Cantabria, ya que es, junto con la de Bricia, la única paramera que existe en la región, geográficamente vinculada a las altiplanicies del Norte de Burgos.

Paramera de Bricia

Paramera situada en los límites con la provincia de Burgos, en la zona oriental de Valderredible, valle que queda delimitado al Este por esta elevada altiplanicie. Por el sur queda interrumpida por las Hoces del Ebro.